Colegio Biffi de cara a la innovación tecnológica

Colegio Biffi   •  23 enero, 2021

Los grandes desafíos que nos propuso el año 2020 y sus normas de distanciamiento social llevaron al Colegio a innovar sus propuestas pedagógicas en tiempo récord, adoptando las tecnologías pertinentes para poder hacer frente a las necesidades curriculares y mantener una visión positiva sobre la situación. Escenario en el que fuimos compelidos a usar más herramientas, recursos y métodos que favorecieran la creación de espacios de enseñanza aprendizaje innovadores y flexibles.

Hoy el colegio Biffi cuenta con un aula especializada, considerada una de las más innovadoras de los colegios de la costa Atlántica, dispuesta para el desarrollo de la creatividad y la tecnología al servicio de nuestros estudiantes. Se han hecho nuevas inversiones en actualización de redes para mayor conectividad institucional, así como en mobiliario y recursos de última generación para brindar un ambiente idóneo en el aprendizaje. Poniendo de relieve que el uso de la tecnología en su propuesta educativa no solo se trata de una necesidad para salir adelante frente a la dificultad, sino que se ha convertido en un gran compromiso para dar respuesta a la demanda académica de cara a las competencias que deben desarrollar nuestros estudiantes para que estén preparados para enfrentar el hoy y el futuro.

Sabemos de los cambios significativos que ha tenido la educación en este corto tiempo. Sin embargo, hemos avanzado en el uso de plataformas y el colegio ha mantenido viva su visión de colocar a disposición de estudiantes y padres de familia una completa red de contenidos digitales exclusivos y diseñados según el plan de estudios institucional para el logro de las metas educativas, generando con ello una interconexión de nuevos ambientes de aprendizaje que garanticen el uso de las nuevas tecnologías.

Sin lugar a dudas este 2020 a través del proyecto de tecnología SET 21, se alcanzaron varias de las expectativas propuestas, se logró ir más allá del computador y del uso de las aplicaciones, nos acercamos a ese uso que poco conocíamos o que pensábamos eran propios de expertos; mientras se divertían los más pequeños conocieron como desarrollar y corregir programas, entendieron el uso de la tecnología en la seguridad personal y hasta hacer predicciones climáticas, y fuimos más allá, reconociendo que más que usuarios, como Biffeños a través de la tecnología podemos ser coautores y transformadores de nuestro entorno social, aprovechando y potenciando las habilidades de diseño para elaborar bocetos y crear herramientas útiles que puedan ayudar a los demás, desarrollando video, juegos que permitan reforzar los valores y el conocimiento, construyendo y programando prototipos y maquetas que nos ayuden a entender como irá creciendo el siglo XXI, “el siglo de la revolución tecnológica”.

Y qué decir de las habilidades sociales este aspecto es tal vez el eje principal de toda la formación pues fue a través de los fuertes valores Biffeños y del trabajo colaborativo que mejoramos el potencial de trabajar en equipo, aceptando y respetando la opinión, las ideas y en general las apreciaciones de los demás compañeros, en general siendo empáticos con nuestros compañeros y nuestro entorno, aprendimos que por encima de todo está el bienestar común Ciertamente aún falta más, y es que en todo proceso de aprendizaje y aún más cuando se trata de desarrollar habilidades el último paso nunca está dado, pues como Biffeños siempre estaremos aprendiendo y creciendo. Este año los estudiantes tuvieron la oportunidad de trabajar en diferentes proyectos como: desarrollo de sitios web, programación de juegos con scratch, diseño de soluciones en 3D, posters para enseñar seguridad en la web, entre otros. Es una propuesta centrada en el estudiante, ya que es él quien se apropia del concepto y la habilidad, descubriendo dentro del abanico de opciones y herramientas que hay para desarrollar en el proyecto, sus gustos y visión para dar solución a problemas de forma independiente y autónoma. Contribuyendo con ello a formar individuos pensantes de manera que alcancen su potencial como ciudadanos profesionales.

Más Noticias